5 cosas que debe saber sobre el calor 5G (¡Calor de quinta generación!)

22 January 2020 por John Armstrong
5 cosas que debe saber sobre el calor 5G (¡Calor de quinta generación!)

En mi blog "¿Cómo será la energía en 2030? Mis 10 predicciones para los próximos 10 años! predije que en 2030 todos los centros urbanos tendrán algún tipo de red de calor de quinta generación. La tendencia de las redes de calor ha sido reducir la temperatura del sistema. Las redes más antiguas utilizaban vapor para transmitir el calor, mientras que los sistemas más recientes utilizan agua a unos 80 grados. En la práctica, es probable que las redes de cuarta y quinta generación se fusionen. A diferencia de lo que ocurre con su teléfono, a usted no le aparece un pequeño logotipo en la esquina superior izquierda de su pantalla diciendo que está utilizando calor 5G. La quinta generación es algo que puede ocurrir tranquilamente en

fondo sin que el usuario final lo sepa realmente. La tecnología de quinta generación sigue presentando algunos retos importantes. Hay varios casos de estudio en funcionamiento, como el de E.ON en la aldea médica, que están mostrando un rendimiento interesante, y también hay algunas investigaciones interesantes lideradas por la Universidad de South Bank (entre otras).

y que supondrá algunos retos interesantes.


Contenido relacionado   #vapor  #conferencia sobre servicios públicos  #calefacción 


En mi blog "¿Cómo será la energía en 2030? Mis 10 predicciones para los próximos 10 añospredije que en 2030 todos los centros de las ciudades tendrán algún tipo de red de calor de quinta generación, con lo que la cuota de calefacción de las redes de calor superará el 18% previsto actualmente por el gobierno. En el artículo no entré en demasiados detalles sobre lo apasionante que es la tecnología de las redes de calor de quinta generación, así que he pensado que podría profundizar en un post de seguimiento ....

1. ¿Qué entendemos realmente por quinta generación?

La premisa fundamental de las redes de calor de quinta generación es que las temperaturas de distribución descienden sustancialmente hasta unos veinticinco grados (normalmente los sistemas de cuarta generación funcionan a unos 50-60 grados).

A esta temperatura, el sistema se integra con las bombas de calor, lo que permite compartir la energía, por ejemplo, utilizando la energía térmica de "bajo grado" emitida por los sistemas de refrigeración para redistribuirla por la red.

Para lograr una alta eficiencia, los datos se utilizan enpara optimizar constantemente el sistema total, modificando las temperaturas y los flujos de la red para proporcionar la posición global optimizada para todos los usuarios. Mientras que las redes existentes pueden tener ajustes de temperatura en verano e invierno, las de quinta generación cambian constantemente para ofrecer la temperatura óptima... impulsando el coeficiente de rendimiento (la eficacia con la que las bombas de calor convierten la electricidad en refrigeración o calefacción) en todo el sistema.

Las redes de calor de quinta generación tienen algunas consecuencias inesperadas (positivas) en comparación con otras opciones de descarbonización del calor que son importantes a la hora de construir las futuras ciudades inteligentes, sobre todo porque liberan espacio en los tejados para vivir (y no para las grandes unidades de rechazo de refrigeración de las bombas de calor de fuente de aire) y garantizan que los efectos de la refrigeración local no hagan que los centros de nuestras ciudades sean más que un poco fríos. Además, no tienen los problemas de emisiones locales que un cambio a hidrógeno todavía no logrará...

2. Ni siquiera sabía que habíamos pasado por la tercera y cuarta generación, ¿qué me he perdido?

La tendencia en las redes de calor ha sido reducir la temperatura del sistema. Las redes más antiguas utilizan vapor para transmitir el calor, y los sistemas más recientes utilizan agua a unos 80 grados. El pensamiento del mundo académico y de la industria ha visto recientemente un cambio hacia sistemas de calor totalmente integrados con temperaturas de hasta 40 grados en las redes (con cuestiones como el control de la legionela resueltas más localmente para el consumidor).

 

En la práctica, es probable que las redes de cuarta y quinta generación se fusionen. A diferencia de tu teléfono, no te aparece un pequeño logo en la esquina superior izquierda de tu pantalla diciendo que estás usando calor 5G. La quinta generación es algo que puede ocurrir silenciosamente en segundo plano sin que el usuario final lo sepa realmente.

 

3. ¿Qué está ocurriendo para que la tecnología de calefacción de quinta generación se generalice?

La tecnología de quinta generación sigue planteando algunos retos importantes. La forma de ofrecer un sistema para el "bien común" y compartir los beneficios en materia de carbono y costes supondrá algunos retos interesantes.

Hay varios estudios de caso en funcionamiento, como laaldea médica de E.ON, que están mostrando un rendimiento interesante. La Universidad de South Bank (entre otras) también está llevando a cabo una investigación sobre elgrupo de Bunhill en Londres.

Ya se están estudiando algunos ejemplos fantásticos de utilización de calor de "bajo grado", como el uso del metro de Londres, las alcantarillas y lostúneles de cables, y el potencial está realmente ahí fuera.

También hay estudios muy interesantes de universidades como Lot-Net, que están colaborando para ofrecer una visión fascinante de cómo pueden y van a funcionar las redes de calor de quinta generación.

4. ¿Qué hay que hacer para que funcione?

La colaboración es fundamental para las redes de quinta generación. Las partes deben tratar de compartir el ahorro de carbono y producir un sistema en el que todos se beneficien. Las oportunidades de compartir la energía existen en muchos lugares y sólo a través del diálogo abierto pueden hacerse realidad.

Las redes de baja temperatura y las bombas de calor necesitan sistemas que dependan de temperaturas mucho más bajas. Un buen ejemplo es utilizar la calefacción por suelo radiante en lugar de radiadores (o radiadores de mayor capacidad). Algunas opciones sencillas, como los grifos y los cabezales de ducha con un diferencial de temperatura bajo, pueden suponer una gran diferencia a largo plazo.

5. ¿Cómo puedo participar?

Lo mejor de las redes de quinta generación es que se trata de una colaboración. Así que todos tendremos que trabajar juntos para conseguir grandes ideas.

Algunas formas muy buenas de participar son

  • Seguir algunos de los canales de Twitter de la Quinta Generación, como Lot-Nety la ectogrid de E.ON.
  • Participar en conferencias sobre el futuro del calor y hacer muchas preguntas sobre el futuro del calor. (Estaré en laConferencia sobre el Futuro de los Servicios Públicos en marzo de 2020 tocandoel tambor del calor).
  • Hable con la gente sobre el futuro del calor. Es importante... El 50% de las emisiones de carbono proceden de la calefacción, un área en la que hemos avanzado poco en la reducción de la intensidad del carbono.
  • Haz muchas preguntas... ¿De dónde viene el calor para calentar este edificio? ¿Por qué no utilizamos la refrigeración del edificio de al lado? ¿Hemos pensado en colaborar?