La inversión en energías limpias "debe ser un 50% mayor" para limitar el calentamiento a 1,5C

13 August 2018 por Jürgen Ritzek
La inversión en energías limpias "debe ser un 50% mayor" para limitar el calentamiento a 1,5C

Es necesario invertir 460.000 millones de dólares más al año en la economía baja en carbono a nivel mundial durante los próximos 12 años. Esta cifra es un 50% superior a la inversión adicional necesaria para cumplir el límite de 2C. Para que el carbón pase a la historia, hay que invertir en energías renovables. El Acuerdo de París dice que los países deben aumentar la financiación de la economía baja en carbono. El estudio combina los resultados de seis modelos diferentes de evaluación integrada (IAM) para que sus conclusiones sean más sólidas. Los resultados muestran que se necesita una inversión adicional de 132.000 millones de dólares en eficiencia energética entre 2016 y 2030 para cumplir los objetivos de las NDC, en comparación con un escenario de mantenimiento de la situación actual.

como de costumbre. También es comparable en escala a los 100.000 millones de dólares de financiación climática que los países ricos han prometido a los países en desarrollo para ayudar a financiar sus esfuerzos climáticos. Sin embargo, ya se está incumpliendo el objetivo de reducción de emisiones para 2025-2030. Volver a la página de inicio de MailOnline. Volver a Carbon Brief.com/lfo.com.


Contenido relacionado   #gas  #gas natural  #carbón 


Para que el carbón pase a la historia, hay que invertir en renovables (Foto deThomas Wolf, CC BY-SA 3.0 DE)

Publicado por primera vez enCarbon Brief.

Según un nuevo documento, es necesario invertir 460.000 millones de dólares más al año en la economía baja en carbono a nivel mundial durante los próximos 12 años para limitar el calentamiento global a 1,5C. Jocelyn Timperley lo analiza.

Esta cifra es un 50% superior a la inversión adicional necesaria para alcanzar un límite de 2C, según el documento. Es el primero que evalúa la diferencia de inversiones y flujos monetarios entre los dos objetivos de temperatura del Acuerdo de París, explica el autor principal a Carbon Brief.

El documento también concluye que se necesitaría un aumento mucho más rápido de la inversión en energía baja en carbono y en eficiencia energética para limitar el calentamiento a 1,5C. Mientras tanto, la inversión en carbón no cambiaría sustancialmente entre un escenario de 1,5C y 2C, dice el autor principal, ya que se requiere una reducción drástica de las inversiones en carbón para cumplir el objetivo de 2C.

Flujos financieros

El Acuerdo de París establece que los países deben aumentar la financiación de la economía baja en carbono. El artículo 2.1 (c) del acuerdo compromete a los signatarios a:

"Hacer que los flujos de financiación sean coherentes con una vía hacia las bajas emisiones de gases de efecto invernadero y un desarrollo resistente al clima".

El artículo, publicado en Nature Energy, pretende cuantificar la magnitud de los flujos financieros que pueden ser necesarios para cumplir los objetivos generales de temperatura del Acuerdo de París. Evalúa cuánto se necesitaría en cuatro escenarios.

En el primero, los países cumplen los objetivos establecidos en sus actuales compromisos individuales sobre el clima ("contribuciones determinadas a nivel nacional", o NDC). El segundo contempla el cumplimiento del objetivo de París de limitar el calentamiento global "muy por debajo de 2C". El tercer escenario considera un mundo en el que se cumple el objetivo de París de limitar el calentamiento a 1,5C. Estos escenarios se comparan con un escenario sin cambios en las políticas climáticas y energéticas actuales.

El estudio combina los resultados de seis modelos de evaluación integrados diferentes para que sus conclusiones sean más sólidas. Cada modelo representa el sistema energético mundial y las distintas opciones de mitigación para el futuro de forma ligeramente diferente. Todos los escenarios se ajustan a un futuro "intermedio" en el que las tendencias sociales, económicas y tecnológicas siguen en líneas generales sus patrones históricos(SSP2).

Los resultados muestran que se necesita una inversión adicional de 132.000 millones de dólares en tecnología de baja emisión de carbono y eficiencia energética entre 2016 y 2030 para cumplir los objetivos de la NDC, en comparación con un escenario sin cambios.

Las inversiones adicionales necesarias para cumplir los compromisos climáticos suponen menos de una décima parte de los 1.700.000 millones de dólares invertidos en el sistema energético mundial en 2016, según la Agencia Internacionalde la Energía(AIE).

También es comparable en escala a los 100.000 millones de dólares anuales de financiación climática que los países ricos han prometido a los países en desarrollo para ayudar a financiar sus esfuerzos climáticos.

David McCollum, investigador principal del Instituto Internacional de Análisis de Sistemas Aplicados(IIASA) y autor principal del documento, afirma que esto significa que la promesa de 100.000 millones de dólares contribuiría en gran medida a que los países en desarrollo cumplieran sus objetivos de NDC. Dice a Carbon Brief:

"Es algo que, en teoría, podría hacerse, si las prioridades se establecieran de la manera correcta... Pero como sabemos por esta investigación y otras, los objetivos de las NDC no nos acercan a donde necesitamos estar para 2C, y ciertamente no para 1,5C. Nos pone en el buen camino, pero ya no alcanza el objetivo de reducción de emisiones para 2025-2030".

El siguiente gráfico muestra los resultados de la brecha de inversión encontrada por el estudio, así como la inversión media anual mucho mayor necesaria hasta 2050. Esto se debe a la necesidad de que las inversiones en energías limpias se aceleren más allá de 2030, elevando la cifra media anual.

 

Déficits anuales de inversión mundial en energía baja en carbono y eficiencia energética en escenarios de políticas más estrictas, promediados hasta 2030 y 2050. Los escenarios consideran un mundo en el que se cumplen las promesas de los países NDC, y en el que se cumplen los límites de temperatura de 2C y 1,5C del Acuerdo de París. Fuente: McCollum, D.L. et al.(2018) Material complementario. Gráfico elaborado por Carbon Brief.

2C frente a 1,5C

Para el objetivo de 2C, la inversión anual extra necesaria en energía baja en carbono y eficiencia energética de aquí a 2030 aumenta a 303.000 millones de dólares. Las inversiones en bajas emisiones de carbono superarían a las de los combustibles fósiles ya en 2025 y crecerían rápidamente a partir de entonces, como se muestra en la siguiente figura. En la actualidad, alrededor de dos tercios de las inversiones en energía del lado de la oferta están relacionadas con los combustibles fósiles, y el tercio restante con las bajas emisiones de carbono.

 

Proyección de las vías de inversión anual media mundial para alcanzar los objetivos de 1,5C (verde), 2C (azul) y NDC (rojo), así como el escenario de continuidad (CPol; negro). Los valores se dan en inversiones en el lado de la oferta como parte de las inversiones totales en el lado de la oferta. Por lo tanto, estos valores no incluyen las inversiones en eficiencia energética. Fuente: McCollum, D.L. et al. (2018) vía Carbon Brief

Para el objetivo de 1,5C, se necesitarían 458.000 millones de dólares adicionales, según el estudio. Esto supondría un "cambio radical" en cuanto a la cantidad invertida por tonelada de CO2 evitada, añade.

El esfuerzo de inversión adicional necesario para pasar de 2C a 1,5C fue sorprendente, dice McCollum:

"Pasar de 2C a 1,5C sólo supone unos cientos de gigatoneladas de carbono, pero el esfuerzo inversor -sobre todo a corto plazo, hasta 2030- es mucho mayor en términos de aumento de las energías renovables y la eficiencia. En otras palabras, no es lineal: hay un punto de inflexión si queremos ir más allá de 2C y llegar a 1,5C".

También es importante señalar que se espera que limitar las temperaturas globales a 1,5C tenga ventajas económicas. Un documento publicado a principios de este año reveló que el PIB per cápita sería un 5% mayor en 2100 si las temperaturas se estabilizan en 1,5C en lugar de 2C.

El declive del carbón

Sin embargo, una cosa que no cambia sustancialmente entre los escenarios de 1,5C y 2C es la necesidad de dejar de invertir en carbón, dice McCollum.

En este caso, la diferencia al pasar de 2C a 1,5C es la disminución de las inversiones en petróleo y gas natural, según el documento. En algunos modelos, los autores encontraron un espacio limitado para las inversiones en gas natural con captura y almacenamiento de carbono(CAC). Mientras tanto, la parte de las inversiones destinadas a la transmisión y distribución de electricidad, que ya supone una cuarta parte de todas las inversiones en energía, seguirá aumentando.

Elprofesor Sam Fankhauser, director del Instituto de Investigación Grantham sobre Cambio Climático y Medio Ambiente, afirma que el punto clave del nuevo estudio es la necesidad de utilizar los flujos de capital existentes de forma diferente, en lugar de movilizar capital adicional. Dijo a Carbon Brief:

"También necesitamos alguna inversión adicional, pero lo principal es reorientar la inversión energética existente de los combustibles fósiles a las energías renovables". Así que no es de extrañar que la aceleración de las inversiones limpias supere a la disminución de las inversiones en combustibles fósiles en 10 años".

Añade que la misma reorientación de capital es necesaria en otros ámbitos, como el transporte, la industria y el diseño urbano.

________

Artículos relacionados

 

No se pierda! Las mejores ideas para la eficiencia energética y la transición energética...

 

Sobre el autor

Jocelyn Timperley es licenciada en química medioambiental por la Universidad de Edimburgo y tiene un máster en periodismo científico por la City University de Londres. Anteriormente trabajó en BusinessGreen cubriendo la política de bajas emisiones de carbono y la economía verde.