Introducción: Las tecnologías de electrocombustión

15 May 2017 por Dusan Jakovljevic
Introducción: Las tecnologías de electrocombustión

Las tecnologías de procesamiento electromagnético utilizan longitudes de onda del espectro electromagnético que corresponden a microondas, ondas de radio, infrarrojos y ultravioleta para calentar materiales. Estas tecnologías ofrecen importantes ventajas en comparación con las alternativas de combustibles fósiles y contribuyen a la descarbonización al no producir emisiones in situ. El poder inherente de la mayoría de las tecnologías de electrocalentamiento reside en el hecho de que generan calor dentro del material objetivo, lo que conlleva ventajas en términos de control del proceso y eficiencia energética del uso final. Esto significa que el procesamiento electromagnético puede reducir potencialmente a la mitad la demanda de energía final para el calor de proceso de la UE, que es el 20% de la demanda de energía final en la UE. Leonardo Energy:

La compañía está trabajando con Leonardo Energy y Leonardo Energy para desarrollar la tecnología en el Reino Unido y la Unión Europea en el proyecto de investigación en la siguiente fase del proyecto. Haga clic aquí para obtener más información sobre la investigación y los datos de Leonardo Energy, y más información sobre el proyecto y relacionada con Leonardo Energy. Volver a la página de inicio de MailOnline.


Contenido relacionado   #electricidad  #ventajas  #tratamiento electromagnético 


Las tecnologías de procesamiento electromagnético utilizan longitudes de onda del espectro electromagnético que corresponden a las microondas, las ondas de radio, los infrarrojos y el ultravioleta para calentar los materiales. Los métodos de calentamiento directo generan calor dentro de una pieza de trabajo, ya sea pasando una corriente eléctrica a través del material, o induciendo una corriente eléctrica (corriente de Foucault) en el material. Estas tecnologías ofrecen importantes ventajas en comparación con las alternativas de combustibles fósiles y contribuyen a la descarbonización al no producir emisiones in situ. Dependiendo de la forma en que se genere la electricidad, estas tecnologías supondrán una mejora de la calidad del aire en general. Otras ventajas comunes de las tecnologías electrotérmicas, además del menor impacto medioambiental, son

  • Un menor coste de inversión
  • Una instalación compacta en relación con la capacidad de producción
  • No es necesario transportar ni almacenar el combustible

El poder inherente de la mayoría de las tecnologías de electrocalentamiento reside en el hecho de que generan calor dentro del material objetivo, lo que conlleva ventajas en términos de control del proceso y de eficiencia energética del uso final. Por lo general, puede observarse una mejora del factor dos en la eficiencia de uso final, dependiendo del proceso. Esto significa que el procesamiento electromagnético puede reducir potencialmente a la mitad la demanda de energía final para el calor de proceso de la UE, que es el 20% de la demanda de energía final en la UE.

Fuente: Leonardo Energy