Revolucionando la Energía: Descubra 5 más 1 métodos diferentes para producir hidrógeno limpio y abundante

13 January 2023 por Jürgen Ritzek
Revolucionando la Energía: Descubra 5 más 1 métodos diferentes para producir hidrógeno limpio y abundante

El hidrógeno es una fuente de energía versátil y limpia que puede utilizarse para diversos fines. Uno de los principales retos para la adopción generalizada del hidrógeno como fuente de energía es su producción eficiente y rentable. En este artículo, expondremos brevemente 5 opciones diferentes para producir hidrógeno y sus ventajas e inconvenientes, a saber, mediante reformado de metano con vapor (SMR), electrólisis, biomasa, proceso fotoelectroquímico (PEC) y biohidrogenación.

Y reflexionaremos sobre la categorización basada en el impacto ambiental, así como sobre un nuevo planteamiento innovador, el proyecto STORMING.


Contenido relacionado   #metano  #hidrógeno  #gas de síntesis 


El hidrógeno es una fuente de energía versátil y limpia que puede utilizarse para diversos fines, como el transporte, la generación de electricidad y los procesos industriales. Uno de los principales retos para la adopción generalizada del hidrógeno como fuente de energía es su producción eficiente y rentable. En este artículo, expondremos brevemente 5 opciones diferentes para producir hidrógeno y sus ventajas e inconvenientes.

 

Existen aún más opciones y una forma de clasificarlas es por su impacto medioambiental, consulte este artículo de John Armstrong: "Descifrando el código de colores del hidrógeno". John también es autor de"El futuro de la energía".

 

Elmétodo más común para producir hidrógeno es el reformado con vapor de metano (SMR).

Este proceso consiste en hacer reaccionar metano (gas natural) con vapor para producir hidrógeno y dióxido de carbono. La ventaja de este método es que está bien establecido y puede integrarse fácilmente en la infraestructura de gas natural existente. Sin embargo, su principal desventaja es que produce gases de efecto invernadero, como el dióxido de carbono, como subproducto.

 

Otro método para producir hidrógeno es la electrólisis del agua.

Este proceso consiste en utilizar una corriente eléctrica para dividir las moléculas de agua en hidrógeno y oxígeno. La ventaja de este método es que se trata de un proceso limpio y renovable que no produce emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, su principal desventaja es que actualmente es más caro que el proceso SMR y requiere una cantidad significativa de energía para funcionar.

 

Una tercera opción para producir hidrógeno es el uso de biomasa.

La biomasa puede convertirse en hidrógeno mediante un proceso conocido como gasificación, en el que la biomasa se calienta en ausencia de oxígeno para producir una mezcla de hidrógeno y monóxido de carbono, conocida como gas de síntesis o syngas. La ventaja de este método es que utiliza un recurso renovable y también puede producir hidrógeno con menos emisiones de gases de efecto invernadero que el proceso SMR. La principal desventaja es que el proceso aún no está totalmente desarrollado y sigue siendo relativamente caro.

 

Un cuarto método para producir hidrógeno es el proceso fotoelectroquímico (PEC).

Este proceso utiliza la energía de la luz solar para dividir el agua en hidrógeno y oxígeno. La ventaja de este método es que es un proceso limpio y renovable que no produce emisiones de gases de efecto invernadero. La principal desventaja es que la tecnología aún se encuentra en las primeras fases de desarrollo y todavía no es competitiva en costes con otros métodos.

 

Otro método prometedor para producir hidrógeno es el uso de algas.

Las algas pueden utilizarse para producir hidrógeno mediante un proceso conocido como biohidrogenación. La ventaja de este método es que utiliza un recurso renovable y también puede producir hidrógeno con menos emisiones de gases de efecto invernadero que el proceso SMR. El principal inconveniente es que el proceso aún no está totalmente desarrollado y sigue siendo relativamente caro.

 

Innovación: Craqueo de metano para producir hidrógeno y nanomateriales de carbono para aplicaciones en baterías ("STORMING")

EEIP participa en un proyecto de reciente creación denominado STORMING y financiado por la Comisión Europea como proyecto de Investigación e Innovación dentro del programa Horizonte Europa. El objetivo de este proyecto es desarrollar reactores estructurados innovadores y revolucionarios, calentados con electricidad renovable, para convertir CH4 fósil y renovable en H2 libre de CO2 y en nanomateriales de carbono de gran valor para aplicaciones en baterías.

  • Si desea más información sobre este proyecto, póngase en contacto con Ana Sofia Praxedes, responsable de comunicación del proyecto.

 

Conclusión

En conclusión, existen varias opciones para producir hidrógeno, cada una con sus propias ventajas e inconvenientes. El proceso de reformado de metano con vapor es el método más común y consolidado, pero produce emisiones de gases de efecto invernadero como subproducto. La electrólisis del agua es un proceso limpio y renovable, pero actualmente es más caro y requiere una cantidad significativa de energía. El uso de biomasa y algas, así como el proceso fotoelectroquímico, son métodos prometedores para producir hidrógeno con menos emisiones de gases de efecto invernadero, pero aún no están totalmente desarrollados y son relativamente caros. A medida que avance la tecnología y disminuyan los costes, es probable que el hidrógeno desempeñe un papel cada vez más importante en la combinación energética mundial.