El futuro sostenible de Europa depende de la accesibilidad de las materias primas para las baterías

11 February 2020
El futuro sostenible de Europa depende de la accesibilidad de las materias primas para las baterías

El CESE destaca la accesibilidad de las materias primas como un problema urgente. La e-movilidad generalizada es el siguiente paso clave para hacer posible el transporte sostenible. La electrificación es la única solución para un combustible sostenible y para ello se necesitan baterías. Las baterías de los coches suponen el 40% del coste de un vehículo eléctrico, pero el 96% de ellas se producen fuera de Europa. La estrategia europea en materia de baterías debe ser global y contemplar todo su ciclo de vida, desde la creación hasta el despliegue y el reciclaje. Las empresas europeas sólo podrán convertirse en un actor importante en el desarrollo y despliegue de baterías en el mercado mundial si dan un gran salto adelante en los próximos años. El CESE destacó la importancia del reciclaje de materiales en su dictamen de 2019 sobre las baterías, en el que se promovía la "minería urbana" como una posible forma de construir nuevas baterías mediante la recuperación de elementos de productos usados y residuos, como los dispositivos eléctricos y electrónicos desechados. Volver a la página de inicio de Mail Online. Para leer el artículo completo sobre este tema, haga clic aquí.


Contenido relacionado   #futuro de europa  #fuentes de la ue  #europa 


El Comité Económico y Social Europeo (CESE) señala la accesibilidad de las materias primas como un problema acuciante, y advierte que se necesita una solución rápida para el desarrollo de las baterías para hacer posible la movilidad eléctrica y el transporte sostenible.

La Unión Europea necesita asegurar el acceso permanente a las materias primas lo antes posible para desarrollar una sólida industria de baterías para vehículos eléctricos. La alarma se dio en el debate celebrado en Bruselas el 5 de febrero de 2020 por la Sección de Transportes, Energía, Infraestructuras y Sociedad de la Información (TEN).

La movilidad eléctrica generalizada, con cero emisiones de CO₂, es el siguiente paso clave para hacer realidad el transporte sostenible y la neutralidad climática. Sin embargo, sólo si se dispone de un acceso continuo a las materias primas para las baterías, Europa podrá abandonar los combustibles fósiles y adoptar la electrificación.

Colin Lustenhouwer, ponente deldictamen del CESE del año pasadosobre las baterías, señaló que es fundamental concienciar sobre las medidas urgentes que se necesitan y dijo: "Debemos actuar de inmediato. La accesibilidad de las materias primas es un problema constante en un ámbito en el que Europa dispone de pocos recursos y quisiera garantizar el suministro. La electrificación es la única solución para un combustible sostenible y para ello se necesitan baterías.

Garantizar la independencia de las materias primas

Las baterías de los coches son una cuestión crucial para el futuro de Europa y no deben darse por sentadas. Representan el 40% del coste de un vehículo eléctrico, pero el 96% de ellas se producen fuera de Europa.

Las materias primas no están disponibles en la UE en la medida necesaria y hay que importarlas. El litio, el níquel, el manganeso y el cobalto proceden principalmente de Sudamérica y Asia. Esto significa que si la UE no actúa, será cada vez más dependiente de terceros países como Brasil y China.

Además, la necesidad de asegurar el suministro de materias primas para las baterías está provocando una competencia internacional que puede afectar al equilibrio geopolítico y provocar tensiones políticas en los países exportadores. Por lo tanto, la UE debe actuar con rapidez para asegurarse el acceso al mercado mundial y no ser vulnerable como consecuencia de la inminente carrera por las materias primas.

Promover la economía circular de las baterías

La estrategia europea para las baterías debe ser exhaustiva y contemplar todo su ciclo de vida, desde la creación hasta el despliegue y el reciclaje. Todos los actores tienen que participar y colaborar, de acuerdo con los principios del enfoque de la cadena de valor, que tiene en cuenta todas las etapas.

Pierre Jean Coulon, presidente de la sección TEN, dijo que: Para nuestro futuro sostenible, tenemos que considerar toda la vida útil de las pilas y dotarnos de los recursos necesarios. Las empresas europeas sólo podrán convertirse en un actor importante en el desarrollo y la implantación de las baterías en el mercado mundial si dan un gran salto adelante en los próximos años.

El CESE ha seguido de cerca este asunto

El CESE destacó la importancia del reciclaje de materiales en su dictamen de 2019 sobre las baterías, en el que se promovía la "minería urbana" como una posible forma de construir nuevas baterías mediante la recuperación de elementos de productos usados y residuos, como los dispositivos eléctricos y electrónicos desechados.

En el dictamen, el Comité abogaba por una industria europea de baterías fuerte y apoyaba el Plan de Acción Estratégico presentado por la Comisión Europea, haciendo hincapié en dos prioridades: por un lado, se necesitaba una mayor inversión para alcanzar el nivel necesario de conocimientos tecnológicos y, por otro, había que encontrar soluciones para garantizar el suministro de materias primas procedentes de terceros países y de la UE.

Subrayando que la UE debe hacer más y adoptar un enfoque estructural respecto a las baterías, el CESE fue una de las primeras instituciones en reunir a todos los interlocutores sociales para señalar que las baterías son uno de los principales retos para el futuro verde y próspero de Europa.

 

Autor: Comité Económico y Social Europeo