Aire comprimido y Vacío

Las ventajas de que los sistemas de aire comprimido sean inteligentes: un ejemplo de Boge

25 enero 2018 por Aljoscha Schlosser
Las ventajas de que los sistemas de aire comprimido sean inteligentes: un ejemplo de Boge

El programa de mejora continua -un servicio inteligente- mejora considerablemente la eficiencia y el ciclo de vida de los sistemas de aire comprimido basándose en las mejoras continuas.

El origen de la revolución

Hasta ahora, los fabricantes de compresores han reducido la pérdida de eficiencia de un compresor debido al desgaste en funcionamiento simplemente cambiando los lubricantes y las piezas de desgaste. Esto sólo puede conseguirse mediante un mantenimiento regular realizado por especialistas. En el mejor de los casos, el compresor no se deteriora más. Sin embargo, ¿qué pasaría si el compresor no tuviera lubricantes ni piezas de desgaste? ¿Si siguiera siendo eficaz sin necesidad de mantenimiento? ¿Si pudiéramos mejorarlo aún más? ¿Si pudiéramos introducir nuevos desarrollos técnicos e incluso responder a los cambios en las exigencias de los clientes? Esta idea, revolucionaria en la industria del aire comprimido, es el programa de mejora continua (CIP) de BOGE y ya es una realidad hoy en día.

¿Pero cómo puede funcionar esta revolución? Tomemos un ejemplo de un caso de cliente para demostrarlo.

Paso 1 - el producto inteligente como base

Con la innovación de producto BOGE HST, hemos desarrollado un turbocompresor racionalizado para la eficiencia energética y para ser respetuoso con el medio ambiente. El proceso de compresión, extremadamente resistente al desgaste, se lleva a cabo completamente libre de aceite y garantiza los mejores valores en todas las áreas. Los compresores HST de BOGE (55-220 kW) destacan por sus valores energéticos de un marginal 1,9% en ralentí, por ejemplo, en relación con la potencia total absorbida. El desgaste de los materiales, y por tanto la necesidad de cambiar componentes, es prácticamente inexistente. El cambio de la antigua tecnología de compresores por el HST de BOGE, que ha sido galardonado con el premio a la innovación OWL, es por tanto la base para la implementación del CIP.

Paso 2 - el gemelo digital de la situación del cliente

La revolución del pensamiento de servicio industrial comienza aquí: Gracias a la medición y documentación continuas de toda la información relevante para el comportamiento de la máquina, obtenemos una ilustración precisa de la situación del cliente.

 

 

Lo que antes requería un diagnóstico exhaustivo con instrumentos de medición especiales in situ, ahora lo lleva a cabo el propio BOGE HST de forma continua. Con la ayuda de su propio software BOGE airstatus, todos los datos de la máquina necesarios para la eficiencia energética son registrados y transmitidos digitalmente. El informe de rendimiento de BOGE generado por éste, documenta el análisis de una variedad de datos de funcionamiento, como la capacidad de la máquina, el consumo de energía y las temperaturas del motor. El cliente tiene acceso digital en todo momento al informe de rendimiento BOGE para su propia gestión energética.

Paso 3 - revolución debido a la armonía entre el producto inteligente, el servicio inteligente y la fábrica inteligente

Basándose en el informe de rendimiento de BOGE, nuestros especialistas analizan regularmente el comportamiento operativo de la estación de aire comprimido. En un proceso estandarizado, siempre se plantea la cuestión de si los componentes utilizados por el cliente pueden ser mejorados por desarrollos ya realizados, o incluso el desarrollo individual de piezas para el cliente.

 

 

Los criterios principales en este caso son la mejora de la energética del sistema y la ampliación de los módulos relevantes para la vida útil. Para garantizar la producción económica de estos componentes individualizados junto con este desarrollo de piezas en función de la aplicación, se estableció una nueva fabricación de alta tecnología especialmente para los componentes principales. Esto permitió la producción eficiente y de alta calidad de componentes específicos para el cliente mediante sistemas de asistencia y procesos de producción inteligentes.

Paso 4: Implementación en la práctica: sin riesgos para el cliente y fácil de manejar

El potencial identificado se puso en práctica en consulta con el cliente. Se instaló la nueva generación de grupos compresores para el usuario. El HST de BOGE ha sido diseñado con vistas a una máxima modularidad y un manejo sencillo. Por lo tanto, el cambio de una unidad compresora está diseñado para ser rápido y sencillo. No sólo pesa un 90% menos que las unidades de compresión del mercado, sino que también es considerablemente más pequeña. Por tanto, el esfuerzo y la duración de las conversiones se reducen drásticamente. Además, ya no son necesarios los conocimientos de los expertos locales para ello. Con el uso de las innovadoras gafas de datos, las conversiones pueden ser realizadas in situ por personal sin formación especial o incluso por los empleados del cliente.

 

 

Las gafasinteligentes de BOGE permiten que un experto se conecte aquí a través de una transmisión de vídeo y pueda dar instrucciones a distancia. También es posible que el apoyo provenga de las instrucciones de vídeo o de los documentos pertinentes en una pantalla integrada en las gafas.

Paso 5: El cliente sólo puede ganar

Tras la puesta en marcha con éxito de la estación de aire comprimido ahora optimizada, se realiza un análisis detallado del ahorro energético real para el cliente, para lo cual la instalación de las actualizaciones de software o hardware es gratuita para el usuario. Sólo los ahorros reales medidos son compartidos por BOGE y el cliente durante un periodo predefinido. Por lo tanto, el riesgo de inversión para el cliente es mínimo. Los pasos descritos en las medidas 2 y 3 se reanudan inmediatamente para una optimización continua, de acuerdo con la garantía del cliente de BOGE CIP: funcionamiento máximo y eficiente de la estación de aire comprimido durante todo el ciclo de vida.

 

Conclusión

Con el programa de mejora continua BOGE está estableciendo estándares en la explotación del potencial para la hibridación del rendimiento del mercado, y demuestra de forma impresionante cómo el cambio de la clásica empresa de ingeniería al proveedor de servicios centrado en el cliente puede ser un éxito. La combinación del más alto nivel de competencia en ingeniería y el análisis inteligente de datos allana el camino hacia el siguiente nivel de orientación al cliente. Gracias a su capacidad de transferencia a otros sectores, este servicio inteligente puede considerarse un hito para aumentar la eficiencia y el ahorro energético más allá de la industria del aire comprimido.

 

Artículos relacionados

  1. La cuarta utilidad: el aire comprimido
  2. Aire comprimido - Seguimiento de la Feria de Hannover 2017
  3. La inteligencia artificial en el software de gestión de la energía

 

 


Sobre Aljoscha Schlosser

Schlosser

Aljoscha Schlosser es el Gerente de Innovación Digital de BOGE KOMPRESSOREN Otto Boge GmbH & Co. KG. Como explorador de tendencias digitales, lidera el desarrollo de nuevos productos digitales, servicios, modelos de negocios y la explotación de nuevas tecnologías.